Los piojos son un parásito que se adhiere al pelo humano y se nutre de sangre humana. El género de piojo más usual es el de la cabeza.

Una infestación con piojos se conoce médicamente como pediculosis capitis. Los adultos femeninos pueden poner hasta 6 huevos al día.

Los huevos se ponen de manera directa sobre el tallo del pelo. Los que están a menos de 6 milímetros del cuero capilar tienen más probabilidades de eclosionar. También, los huevos están fundamentalmente pegados al pelo por las secreciones del piojo femenino.

Los huevos tardan más o menos una semana en eclosionar, generando una ninfa. Las ninfas entonces pasan por 3 periodos de desarrollo consecutivos. A lo largo de estos brotes, mudan hasta lograr el tamaño adulto.

8 curiosidades de los piojos

Piojos en las orejas y la nuca

Ni todo el monte es orégano ni toda la cabeza es igual para los piojos. Estos insectos de 6 patas muestran una clara preferencia por la nuca, donde el pelo acostumbra a ser más largo. Y habitúan a depositar sus huevos tras las orejas; específicamente, a uno o bien 2 milímetros del cuero capilar, donde se sostienen calentitos.

Para eludir que los huevos se desprendan, sus madres generan una suerte de pegamento. Las larvas nacen en un plazo de 7 a once días.

¿Adultos a salvo?

Por norma general, las infestaciones ocurren entre los 3 y los diez años de edad. Desde ese instante aumenta mucho la producción de sebo en el pelo, una substancia grasa que los piojos odian. Por eso apenas se den casos de piojos entre los adultos.

Otro contrincante declarado de estos parásitos son los tintes pilíferos, sobre todo aquellos que poseen amoníaco en la fórmula.

¿Cómo eliminarlos?

Lo mejor para eliminar a los piojos es decantarse por un tratamiento combinado. O sea, quitar los piojos y sus huevos con peines singulares y aplicar asimismo productos químicos. Hasta hace poco, los champús y lociones contenían piretrinas, un insecticida que puede ser ineficaz caso de que los piojos se hayan vuelto resistentes, algo poco a poco más usual.

Por eso hayan comenzado a ganar puntos los tratamientos con dimeticona, una suerte de silicona que tapa los agujeros por medio de los que respira el piojo, ocasionándole ahoga y deshidratación. Un efecto afín al que procuraban nuestras abuelas cuando untaban el pelo con mahonesa, mas más eficiente.

Eliminación profesional de piojos

Tanto en E.U. como en Europa han surgido empresas exterminadoras de piojos. Sus operadores libran la batalla contra los parásitos utilizando una potente mini aspiradora para extraer la mayor cantidad de insectos posible. También puedes ver en nuestra web el método para eliminar los piojos definitivamente.

Ahora lanzan chorros de aire caliente sobre el pelo para desecar los huevos y acaban aplicando un acondicionador de pelo y retirando los huevos que quedan con un peine singular.

Los tres tipos de piojos

Aparte de los de la cabeza –Pediculus humanus capitis–, los humanos son frágiles a otros 2 ftirápteros. Por una parte, los piojos anatómicos –Pediculus humanus corporis–, que pertenecen a exactamente la misma especie y acostumbran a vivir en la ropa, las sábanas y las toallas. Ponen sus huevos en las fibras textiles y solo se trasladan provisionalmente a la piel para alimentarse.

A ellos se les suman los piojos púbicos o bien ladillas, Pthirus pubis, que conforme estudios recientes nos contagiaron los gorilas hace múltiples millones de años, tal vez por dormir en exactamente los mismos nidos o bien nutrirnos de su carne. Por norma general se hallan adheridos al pelo del área púbica, si bien asimismo pueden colonizar el vello de las cejas, pestañitas, barba, bigote o bien las axilas.

Piojos saltarines

En contraste a las pulgas, los piojos no se desplazan de un lado a otro dando brincos. Tampoco saben volar y ni tan siquiera se defienden nadando. Eso sí, pasean bastante veloz, a unos treinta centímetros por minuto sobre pelo seco.

Siendo de esta manera las cosas, el único modo posible de contagio es que, mientras que juegan unos pequeños con otros, sus pelos entren en contacto o bien que compartan cepillos, peines, geles y viseras. Aparte de unir las cabezas al hacerse selfies con el celular, una práctica que, conforme los dermatólogos, ha aumentado el contagio entre adolescentes en los últimos tiempos.

Piojos y cabello limpio

Pues su objetivo no es la suciedad, sino más bien la sangre. Es más, semeja que prefieren el pelo limpio al sucio, y el plano al rizado. Los piojos encuentran las venas del cuero capilar, las horadan y absorben la sangre, no sin verter ya antes un tanto de saliva para impedir que se coagule.

Como consecuencia, la víctima comienza a sentir un fuerte picor que nada debe ver con falta de higiene. Por tanto, lavarles la cabeza con insistencia a los pequeños no evita que se contagien.

Los piojos y la abstinencia sexual

Estos parásitos se aparean una vez, mas resulta una cópula muy eficiente, puesto que la hembra guarda el esperma en su cuerpo y lo utiliza para generar huevos día tras día de su vida, que por norma general dura un mes. Acostumbran a poner de 5 a diez huevos diarios.