Si bien es bastante difícil que un bebé, sin apenas pelo, coja piojos, posiblemente se vea perjudicado por el contacto con otros pequeños.

Los piojos es un inconveniente que afecta a muchos pequeños (y asimismo adultos), mas ¿pueden los bebés coger piojos?. Es posible que quizá al tener poco pelo o bien apenas relacionarse con otros bebés, sobre todo siendo recién nacidos, no estén bajo riesgo, mas ¿es de esta manera verdaderamente?.

Piojos en bebés

Efectivamente, los piojos en los bebés son bastante infrecuentes, mas debemos advertir que no es imposible que ocurra. Concretamente, los bebés que nacen con mucho pelo, y que además de esto, tienen contacto directo con otros pequeños que pueden tenerlos de forma fácil, así sean hermanos o bien quizá compañeros en la guarderías.

De qué manera identificar los piojos en los bebés

Como los bebés no pueden charlar y expresar lo que sienten, puede ser un tanto más bastante difícil de identificar que tienen liendres, de tal modo que lo mejor es estar atentos a las señales. Uno de lo signos que señalarían que el bebé tiene piojos es una pequeña descamación en el área del cuello y tras la oreja y evidentemente irritabilidad sin aparente razón, de manera frecuente tratando de rascarse la cabeza frotándose con la almohada.

En el instante en el que se identifiquen estas señales, va a ser bueno pasar a un control de la cabeza del bebé, puesto que generalmente su pelo es finísimo y en el caso de tener piojos, va a ser simple verlos al instante. Además de esto, si el bebé está perjudicado notaremos asimismo como la cabeza se pone roja y el cuero capilar está irritado.

La lendrera es la mejor herramienta para quitar piojos en los bebés

De qué forma suprimir los piojos en los bebés

Caso de que el bebé tenga piojos, va a ser bastante difícil hacerle un tratamiento con lociones o bien champús concretos en tanto que su pelo y sobre su piel son aún frágiles, con lo que va a ser preciso suprimir los piojos con la ayuda de una liendrera.

Intenta hacer todo el proceso en un sitio bien alumbrado donde resulte posible ver de forma fácil los piojos y las liendres atrapados en los mechones de pelo. Una buena opción es asistirte además de esto con una lupa.

Esta limpieza debe hacerse de forma cuidadosa y a diario hasta el momento en que estemos seguros de que se han eliminado todo. Como es un bebé, pueden intranquilizarse con el movimiento del peine, conque debes tener mucho cuidado de no hacerle daño.

Si tienes un bebé muy agitado que no te deja adecentar bien su cabeza, procura hacerlo a lo largo de una siesta, recostado en un sitio bien alumbrado para facilitar el procedimiento.

Va a ser preciso esterilizar y adecentar la almohada, las sábanas y la cuna del bebé para suprimir los posibles piojos que se les hayan caído. Se aconseja lavar toda la ropa y los lugares en los que por norma general se queda el bebé, eludiendo la proliferación de mascotas.

La aparición de piojos no causa problemas arduos en los bebés, pese a que su supresión requiere un buen esmero. No obstante, en pequeños mucho mayores, existe el peligro de infección por hongos, virus o bien bacterias debido a posibles heridas que el piojo acaba dejando e inclusive, la manera agobiada de rascarse la cabeza. Si no se tratan, pueden extenderse e inclusive provocar inconvenientes más graves.

Formas de prevenir los piojos del bebé

La única forma de eludir que el bebé y los pequeños contraigan piojos es observar la cabeza de tu pequeño habitualmente, y si existe alguna advertencia en la guardería o bien escuela sobre la manifestación de piojos, duplica la atención. Si algún miembro de la familia contrae piojos, se aconseja observar además de esto a el resto miembros del hogar, incluidos el padre y la madre, para descartar la proliferación.